img_profile

Absolvieron a Escalante por el crimen de Tamara Salazar y hubo incidentes

27/04/2018 Policiales

img-destacada-Absolvieron a Escalante por el crimen de Tamara Salazar y hubo incidentes

Las juezas Cinthia Godoy Prats y Ana Figueredo consideraron que no hay pruebas para condenar. En tanto, el juez Raúl Guerín había solicitado la pena de 20 años al igual que el fiscal Carlos Lértora. Familiares de la víctima apedrearon el edificio.

 En un fallo dividido, el Tribunal Oral Penal Nº 1 absolvió de culpa y cargo a Raúl Escalante (39), juzgado por el asesinato de Tamara Yaqueline Salazar, la chica de 19 años que fue hallada muerta el 12 de enero de 2016. La lectura de la sentencia desató la furia de los familiares de la víctima. El imputado, que pronto recuperará la libertad, pudo salir fuertemente custodiado. No tuvo tiempo de festejar. Ni bien se llevó las manos a la cara, rápidamente lo esposaron, le colocaron el casco y tras una acelerada corrida, subió al camión penitenciario.
Fue paradójico. Mientras Escalante abandonaba la sala, los padres de Tamara junto a sus hijas, vecinos y amigos, quedaron presos de ira y encerrados en la sala para evitar todo tipo de incidentes. Allí hubo insultos al tribunal que también abandonó rápidamente el lugar ante la amenaza de ser agredidos con las sillas y bancos del pequeño recinto.
En la calle se registraron serios incidentes. Con los padres de Tamara al frente, un grupo de vecinos y amigos atacaron a pedradas el edificio Patono. Se enfrentaron con personal del Equipo Táctico de Operaciones Penitenciarias (Etop) que tuvo que lanzar gases lacrimógenos para poder frenar la embestida.
Los jueces permanecieron en el edificio hasta que los manifestantes se retiraron. Lo mismo hizo el fiscal Carlos Lértora. Si bien el representante del Ministerio Público solicitó la pena de 20 años de prisión, se le cuestionó los términos que empleó al referirse al estilo de vida de la víctima, algo que no estaba en juicio.
En su alegato, el abogado querellante Hermindo González solicitó la pena de prisión perpetua por el delito de homicidio calificado mediando violencia de género.
En contrapartida, la defensa pidió la absolución de su defendido por “insuficiencia probatoria”, argumentando que la única prueba que existía en contra del imputado es que mantenía una relación sentimental con Tamara Salazar.
El Tribunal Oral Penal Nº 1, integrado por Cinthia Godoy Prats, Ana Figueredo y Raúl Guerín.
De acuerdo a lo que pudo conocer El Litoral, Guerín consideró que Escalante debía ser condenado a 20 años de prisión, en tanto que las juezas Godoy Prats y Figueredo consideraron que no había pruebas suficientes. Por mayoría, las mujeres lograron absolver al imputado.
El final del juicio fue un escándalo. Lo que la familia Salazar sospechaba y se comentaba en los pasillos del tribunal en las últimas audiencias, se hizo realidad: la versión de que Escalante podría ser absuelto por insuficiencia probatoria.

Fuente: Diario El Litoral

Comparte esta noticia en: